• + [591 4] 4120900, 4520317
  • ende@ende.bo

CAMBIANDO LA MATRIZ ENERGÉTICA DE BOLIVIA PARA PROTEGER A LA MADRE TIERRA

UNICOM-ENDE 22/04/2021.- La Protección de la Madre Tierra es una tarea de todos. La lista de héroes anónimos que trabajan por un futuro más sostenible para todos en nuestro país es prácticamente interminable. Los profesionales del sector eléctrico boliviano han mostrado alto compromiso con la sociedad boliviana en la ejecución de proyectos plenamente respetuosos con el Medio Ambiente como son aquellos que incorporan en la matriz energética las energías renovables.
A lo largo de los últimos años se ha implementado el primer parque eólico de Bolivia en Qollpana con (27MW) ubicado en Cochabamba, la primera Planta Solar en Pando (5MW), y después de medio siglo de postergar sueños se concretó la construcción de la Central Hidroeléctrica Misicuni (120MW). A partir de entonces son muchos los proyectos implementados y otros tantos que se encuentran en ejecución con la finalidad de cambiar la matriz energética de Bolivia.
En los últimos años han ingresado en operación las plantas solares de Yunchará (5MW), Uyuni (60MW) y el Sena(400KW). En febrero de este año, tras la recuperación de la democracia, se ha finalizado la Planta Solar Fotovoltaica Oruro (100MW).
En Santa Cruz se encuentran en ejecución los proyectos eólicos de Warnes (14,4MW), El Dorado(54MW) y San Julián (39,6MW), este último ya en etapa de pruebas técnicas. Recientemente se ha reactivado el proyecto eólico La Ventolera en Tarija con lo que Bolivia vuelve a sentir los vientos de cambio.
También se ha retomado la construcción de la Central Geotérmica de Laguna Colorada(100MW), siendo ésta la primera experiencia boliviana de generación de energía eléctrica que aprovecha el calor interior de la Madre Tierra.
En cuanto a los proyectos hidroeléctricos, semanas antes del golpe de 2019 ingresaron en operación las nuevas centrales San José 1 (55MW) y San José 2 (69MW). En estos días se reactivó la construcción de las centrales Miguillas (204MW) e Ivirizu (290MW), esta última en Sehuencas, Cochabamba, y tiene la particular característica de ser el primer proyecto con componente de rescate y reubicación de especies de flora y fauna.
Desde ENDE Corporación bajo la dirección filosófica del Ministerio de Hidrocarburos y Energías, se impulsan acciones reales para luchar contra el calentamiento global con la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero que es la principal característica de los proyectos de energía renovable que el proceso de cambio viene impulsando desde la nacionalización de las empresas estratégicas del sector eléctrico boliviano.
El trabajo que realiza el Viceministerio de Electricidad y Energías Alternativas en procura de garantizar el acceso universal a electricidad para los bolivianos mediante el Programa de Electrificación Rural viene dotando de sistemas fotovoltaicos a familias que viven en lugares alejados que no cuentan con red de distribución de electricidad. Así se garantiza tanto el derecho a electricidad de la población como la protección del medio ambiente.
Los resultados son tangibles, actualmente la mitad de la energía que consumimos los bolivianos proviene de fuentes alternativas.
Pero, hoy el compromiso con las energías renovables no es solo del gobierno, pues el decreto 4477, de Generación Distribuida, involucra a la población promoviendo la generación de energía limpia para su propio consumo y para aportar a la matriz energética boliviana, lo que no solo es una forma de cuidar a la Madre Tierra sino que también aporta a la reactivación económica del país.